PROBIÓTICOS. NUTRICIÓN FUNCIONAL MICROBIANA

//PROBIÓTICOS. NUTRICIÓN FUNCIONAL MICROBIANA

PROBIÓTICOS
NUTRICIÓN FUNCIONAL MICROBIANA

Los probióticos son bacterias beneficiosas. Se encuentran en nuestro intestino y son vitales para la supervivencia. Una buena alimentación puede aporta una buena cantidad de probióticos.

LOS PROBIÓTICOS AYUDAN A ASIMILAR MEJOR LOS NUTRIENTES. MANTIENEN A RAYA LAS BACTERIAS DAÑINAS Y SON RESPOSABLES DEL 80% DE NUESTRO SISTEMA INMUNOLÓGICO.

Los probióticos son bacterias vivas que viven en nuestro organismo; específicamente en el intestino. Ahí crecen, proliferan, permanecen activas o crean una colonia dependiendo de la etapa de la vida en la que nos encontremos. Sin embargo, no todas las bacterias son perjudiciales. Los probióticos forman parte de ese grupo que nos beneficia. En nuestro cuerpo habitan más de 2.000 tipos de bacterias diferentes y el número total puede ser hasta de 3 millones. Todas juntas reciben el nombre de microbiótica o flora intestinal.

¿Para qué sirven estas bacterias? Son muy valiosas, sin ellas no es posible absorber los alimentos y tener una digestión normal. Estos microorganismos rinden múltiples beneficios. Evitan el crecimiento o la proliferación de bacterias tóxicas para el organismo. Ayudan a asimilar mejor los nutrientes. Permiten a los intestinos producir peróxido de hidrógeno, vitamina B12, enzimas que destruyen las bacterias perjudiciales y otros compuestos orgánicos indispensables para nutrirse.

ACTUALMENTE HAY DIVERSOS PRODUCTOS PROBIÓTICOS EN EL MERCADO. YOGURT, LÁCTEOS, KEFIR, KOMBUCHA, CHUCRUT, ENTRE OTROS.

En este momento está en auge un mercado de “alimentos probióticos”. Estos no solo benefician la flora intestinal, también tienen un impacto positivo en todo el organismo. Estos microorganismos son sumamente provechosos, dado que promueven una sana digestión, una piel sana y hermosa y son responsables de mantener el sistema inmunológico. Lamentablemente, los nuevos métodos agrícolas inhiben el crecimiento de los probióticos en los alimentos que producen. Es por esta razón, que el mercado se ha visto en la necesidad de cubrir esa ausencia de probióticos que se ha creado entre los consumidores.

Existen diversos víveres con estas bacterias. Los lácteos están entre los alimentos más ricos en probióticos. También encontramos el yogurt natural, este tiene hasta 100 millones de bacterias, el queso crudo, el kéfir de leche o de agua y el chucrut.

Por su parte, los productos prebióticos no tienes estos microorganismos amigables en su composición. No obstante, estimulan la proliferación de estas bacterias en el intestino. Son alimentos con un alto contenido de fibra. Como los probióticos son los productos en auge, casi no se toman en consideración los prebióticos; sin embargo, el consumo de los dos son altamente recomendables y redundan en muchos beneficios para la salud. Entre los más comunes tenemos el ajo, la cebolla, alcachofas, espárragos, bananas, entre otros.

ANUALMENTE SE GASTAN MILES DE EUROS EN ENFERMEDADES DIGESTIVAS QUE PODRÍAN SER PREVENIDAS GRACIAS A LOS PROBIÓTICOS.

Los probióticos tienen muchos beneficios. Se emplean para tratar diarreas agudas, inflamación intestinal, alergias, síndrome del intestino irritable.También, hacen crecer la flora intestinal y mantienen el balance de la microbiótica intestinal. Por esta causa, nos protegen de enfermedades y mejoran la función del sistema inmunológico. Es importante cuidar de estas colonias de microorganismos, ya que un estilo de vida descuidado, una alimentación mala o pobre en probióticos podría alterar esta rica flora, con perjudiciales consecuencias para la salud.

Según estadísticas, se gastan millones de euros al año en enfermedades digestivas, intestinales o de colon. Los médicos llaman al intestino “el segundo cerebro”, ya que hay células allí que le indican a nuestro cerebro si hemos ingerido un alimento que nos haga feliz. Eso significa que está unido, por el sistema nervioso, al cerebro y las emociones. Esa zona está vinculada con nuestro sistema inmunológico y a otros sistemas corporales. Por lo tanto, el cuerpo humano es un sistema intrincado y la flora bacteriana forma parte vital de ese universo complejo. Al igual que ocurre con el agua ionizada rica en H2, científicos afirman que los probióticos han ayudado a aliviar muchas dolencias vinculadas a la flora intestinal, por lo tanto hay que saber cuidarla con los productos adecuados y no hay nada mejor que los probióticos.

2018-07-26T22:35:35+02:00